Skip to content

¿Procesos de Coaching para todos? No gracias.

mayo 19, 2009

fouleHay muchos métodos en el mundo de la empresa y personal para conseguir resultados. En mi opinión , no hay ninguno tan completo y arrebatador como el Coaching.

Un buen proceso de Coaching genera un cambio transformador en el profesional y en la persona. Si las personas no estamos en el lugar que nos gustaría estar es porque debemos cambiar “cosas”. Pueden ser cambios de comportamiento, capacidades, creencias, valores o incluso identidad. Trabajando estos aspectos se genera un autoconocimiento , una autoexploración tan brutal que la persona comienza un cambio profundo generando mejoras en diversas áreas. 

Los clientes en general definen el Coaching como un antes y un después en sus vidas.  Pero nunca recomendaría a todo el mundo que hiciera Coaching.  Yo procuro hacer Coaching para que el cliente consiga sus objetivos. Para ello es necesario filtrar.

Para que estos resultados extraordinarios se produzcan es absolutamente necesario que se cumplan las siguientes premisas:

1.- Entrar al proceso de Coaching con una disposición y actitud de aprendizaje, tener una mente abierta y curiosa (“la mente es como un paracaidas, si no se abre , no sirve de nada”).

2.- Actitud de poder poner encima de la mesa las creencias y valores actuales para explorarlos y analizarlos de forma casi descriptiva, sin juzgar.

3.-  COMPROMETERTE al cambio. Los cambios son difíciles si no vemos un premio inmediato. Cuando una persona hace dieta, o deja de fumar o se levanta a las 7 para ir al gimnasio, no se ve claramente el premio inmediato. Los cambios en un proceso de Coaching funcionan  más como  un buffette que como un restaurante. Primero pagas es precio de la comida, y luego eliges y finalmente disfrutas.

4.- Querer CAMBIAR. Si una persona está cómodamente instalada en la incomodidad, mejor que ni se moleste. Perderá su tiempo, su dinero y el tiempo del Coach. Para que el Coaching traiga resultados hay que querer cambiar. 

5.- SER INCONFORMISTA. En linea con el punto 4, el Coaching no funcionará si te conformas con lo que ya tienes. Aceptas tu situación que, aunque no te guste, es la que “te han dado y no se puede cambiar”. Bueno, cada uno toma sus decisiones. Pero que no se le ocurra hacer Coaching.

6.- VER LA VIDA COMO UNA OPORTUNIDAD – si piensas que la vida es un reto, un aprendizaje contínuo, y que la responsabilidad de lo que nos pasa es debida a las decisiones que vamos tomando,  un proceso de Coaching puede ser muy efectivo. Por otro lado, si crees que la vida es dura, que ya es tarde para aprender cosas nuevas, y nada va a cambiarte, mejor que no te acerques al Coaching.

Los Coaches podemos hacer conversaciones exploratorias con todo el mundo, pero un proceso de Coaching ya son palabras mayores. Como Coach , la reputación y tu producto va a venir marcado por los éxitos de los clientes. Así que yo recomiendo no decir sí a todo el mundo.

9 comentarios leave one →
  1. mayo 20, 2009 5:47 am

    Quique, me parece muy pertinente este post. Precisamente hace unos días hablaba con gente del mundo de la formación y me confesaban que los cursos de habilidades apenas eran útiles en la empresa. Consideraban que sería más apropiado el asesoramiento directo con aquellos que estén realmente interesados.
    Mi experiencia me confirma que herramientas como el coaching o el Personal Branding solo tienen efectos reales si las aplicas a alguien que esté realmente comprometido e implicado con su mejora.

  2. mayo 20, 2009 9:43 am

    Quique, totalmente de acuerdo contigo. Es importante hacer referencia nuevamente a que nosotros los coaches necesitamos como dices “filtrar” bien a nuestros clientes y que ellos entiendan lo importante que es el compromiso con ese proceso de cambio, es hacerles ver que nosotros les ayudamos a abrir la puerta y sólo ellos pueden traspasarla.

    Estos son unos comentarios que el otro día salieron en un programa de televisión en el que se habló de consecución de éxito y coaching.

    “Una persona con mucha capacidad y poco compromiso con lo que desea alcanzar tiene pocas o nulas probabilidades de conseguirlo.
    Una persona con un nivel medio de capacidad y mucho compromiso pueden conseguir todo aquello que desee.”

  3. brandcoaching permalink*
    mayo 20, 2009 6:13 pm

    Gracias Susana y Andrés por pasaros. La actitud de querer cambiar es la más valiente de las actitudes y la que mayores réditos ofrece. Me gustaría en todo caso saber en una hipotética encuesta “¿tienes una actitud de compromiso y apertura al cambio?” dirían que no….luego la realidad dispone….en fín. Sigamos pasando nuestra bandeja de canapés sin miedo, los que sí están dispuestos merecen catar el manjar delicioso que ofrecemos…
    Abrazos

  4. mayo 20, 2009 11:22 pm

    La afirmación de Andrés sobre que “que los cursos de habilidades apenas eran útiles en la empresa” requiere, aún estando básicamente de acuerdo en ella, una cierta aclaración. En el mundo de las habilidades y su desarrollo, las áreas de mejora de un profesional, el tipo de resultados deseados y el contenido de los planes de acción para alcanzarlos tienen un marcadísimo carácter individual y personal.

    Dos personas pueden tener una carencia de formación relacionada con, por ejemplo, su habilidad para elogiar o felicitar a sus colaboradores y colaboradoras. Pero es muy problable que, a pesar de que el enunciado del problema sea idéntico, en el fondo la causa de esta dificultad en una persona y en la otra no tengan nada que ver. Si a ambas las inscribimos a un curso “cajón de sastre de turno” como puede ser “Curso de Habilidades Sociales” o “Curso sobre motivación” es muy probable que estemos dedicando dinero a un esfuerzo inútil. Casi seguro que el tiempo dedicado en el curso a trabajar el elogio ocupe un % ínfimo del total.

    En definitiva, es cierto que muchas (muchísimas) veces las formaciones presenciales clásicas en habilidades son poco potentes desde el punto de vista de provocar cambios observables y duraderos, pero no debido a que sean cursos de habilidades sino a que la detección de la necesidad de formación no esté adecuadamente realizada, a que la confección del grupo de participantes no sea adecuada, a que estrategia pedagógica elegida no sea buena (en los cursos tendemos a movernos en el plano metafórico y no en la realidad medioambiental del alumnado), a que el alumnado no sea consciente de su conducta, o a que sencillamente no desean cambiar pues no le ven ventajas.

    Uno de los rasgos que, en mi experiencia como formador, es síntoma de que el curso no operará cambios visibles y permanentes es que las personas participantes hablen del curso en términos de “Bien, siempre se aprende algo”, “Qué bien se comía en el hotel” o “Qué docente tan locuaz y tan ameno”. Ojo.

  5. mayo 27, 2009 5:40 pm

    Estoy de acuerdo con la esencia de lo que dices. No todo se soluciona con el coaching ni todo el mundo necesita un proceso de esa naturaleza y como tú, a veces he preferido decir no a algún cliente que me lo ha propuesto.
    Para no banalizar la herramienta lo mejor que podemos hacer es protegerla y en eso, sin duda los coach tenemos un papel ético relevante.

    Saludos.

  6. brandcoaching permalink*
    mayo 27, 2009 11:49 pm

    Gracias Josep Julián por tu comentario. Tu última frase debería darse junto con el diploma de Coaching a todos los alumnos. No salvamos vidas, no vendemos felicidad, no arreglamos problemas. Para sacar adelante un proyecto debemos generar un servicio que esté por encima de las expectativas de nuestros clientes, y si empezamos diciendo que les vamos a mostrar la fórmula de la felicidad……vamos apañados.

  7. mayo 28, 2009 8:11 am

    A ver cuando aprendemos en este país a no desprestigiar las herramientas. Todavía recuerdo cuando el coaching era una herramienta sofisticada al alcance de unos pocos que estaban en la punta de la tecnología y ahora se habla de coaching hasta en la sopa y parece que es la llave inglesa que lo soluciona todo.

  8. junio 17, 2013 10:31 pm

    This situation should be Is generally there anything similar I can execute for you?
    Can be a safe travel to while from work, you ought to be within going distance.
    It is a very tremendous scent that ‘s described simply as intense. Of 1968, the androgynous hippie look was a student in style. http://wiki.sekine.com/index.php/%E5%88%A9%E7%94%A8%E8%80%85:EarlWilbu

Trackbacks

  1. Sin cambio no hay Coaching…sin Coaching no hay cambio? « Brandcoaching

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: